Cada vez más frecuente la realidad que enfrenta 1 de cada 5 mujeres al padecer las molestias y en ocasiones dolorosas, recurrentes y riesgosas infecciones urinarias. El mal común es provocado por bacterias  que invaden el sistema urinario y causando estragos, siendo generalmente la vejiga el único órgano afectado, sin embargo, sin el diagnóstico y tratamiento adecuado, los riñones podrán resultar dañados.

CAUSAS 

En su mayoría son es causado por bacterias, aunque también pueden ser ocasionadas  por virus, hongos o parásitos.

Deficiencias en el sistema inmunológico.

Relaciones sexuales de riesgo.

Cálculos en las vías urinarias.

Mal formación congénita.

Ropa ajustada.

SÍNTOMAS 

Ardor al orinar.

Aumenta la urgencia al orinar.

Presión o dolor en la parte baja de la espalda o el abdomen.

Mal olor, orina turbia o con sangrado.

Fiebre o escalofríos (cuando los riñones han sido afectados).

DIAGNÓSTICO 

Consulta médica.

Análisis de orina y / o sangrado.

TRATAMIENTO 

Los antibióticos suelen ser el tratamiento de elección en la mayoría de los casos.

Beber mayor cantidad de agua.

PREVENCIÓN 

Tomar entre 1.5 y 2 litros de agua al día.

Consumir arándanos.

Evitar la humedad de la zona genital.

Utilizar jabones neutros.

Usar ropa interior de algodón.

Evitar posponer la micción.

Menú
Cerrar