Cada vez más frecuente la realidad que enfrenta 1 de cada 5 mujeres al padecer las molestias y en ocasiones dolorosas, recurrentes y riesgosas infecciones urinarias. El mal común es provocado por bacterias  que invaden el sistema urinario y causando estragos, siendo generalmente la vejiga el único órgano afectado, sin embargo, sin el diagnóstico y tratamiento adecuado, los riñones podrán resultar dañados.

CAUSAS 

En su mayoría son es causado por bacterias, aunque también pueden ser ocasionadas  por virus, hongos o parásitos.

Deficiencias en el sistema inmunológico.

Relaciones sexuales de riesgo.

Cálculos en las vías urinarias.

Mal formación congénita.

Ropa ajustada.

SÍNTOMAS 

Ardor al orinar.

Aumenta la urgencia al orinar.

Presión o dolor en la parte baja de la espalda o el abdomen.

Mal olor, orina turbia o con sangrado.

Fiebre o escalofríos (cuando los riñones han sido afectados).

DIAGNÓSTICO 

Consulta médica.

Análisis de orina y / o sangrado.

TRATAMIENTO 

Los antibióticos suelen ser el tratamiento de elección en la mayoría de los casos.

Beber mayor cantidad de agua.

PREVENCIÓN 

Tomar entre 1.5 y 2 litros de agua al día.

Consumir arándanos.

Evitar la humedad de la zona genital.

Utilizar jabones neutros.

Usar ropa interior de algodón.

Evitar posponer la micción.

Previous post LA HUASTECA POTOSINA, UNA AVENTURA SIN LÍMITE
Next post CARLOS SPEITZER: REÍR, LLORAR, ACTUAR…
Perfiles en Redes Sociales
Cerrar