Cumpliendo sus sueños  en manos del personaje más retador de su carrera es como Alejandra Robles  cautivo a la televisión con su personaje de Majo Cantú en el melodrama ‘Imperio de mentiras’, la joven actriz considera que se encuentra en un parteaguas profesional y pesé a la pandemia en un afortunado momento de aprendizaje y plenitud.

-¿Qué te enganchó de la historia por lo cual decidiste ser parte de ella?

“Me gustó mucho todo lo del suspenso, cuando empezamos a leer los capítulos nosotros no sabemos con certeza quien es y eso fue muy atractivo para nosotros porque estamos descubriendo quién es y estamos esperando que no sea alguno de nosotros”.

-¿Cuál fue el principal reto al que te enfrentaste?

“Una de las cosas como actriz que me ha marcado es que  me ha costado mucho el gran reto es que siempre está en estados extraordinarios, siempre le pasan cosas fuertes y eso me pone a mi en un punto en el que debo de retarme a mí misma como actriz para lograr los sentimientos profundos de Majo Cantú que son intensos”.

-¿Qué disfrutas más de darle vida a Majo?

“Que es súper atrevida, siempre hace todo lo que necesita hacer por conseguir lo que quiere, nunca tiene malas intenciones pero me  divierte mucho que todo lo que hago como majo ella tiene la convicción  de que hace lo corto y todos los problemas surgen por sus malas decisiones, entonces me es divertido y esta dualidad que como seres humanos creemos que hacemos lo correcto y ponemos el mundo de cabeza para los demás”.

-¿Qué tanto tiene tu personaje de  Alejandra?

“Creo que el carácter es muy luchona, leal a lo que sueña, a lo que quiere, congruente con lo que desea en la vida, no se traiciona por nada a pesar de que no sería el amor que Alejandra elegiría es fiel  y leal al amor”.

-Compartes escena con un gran elenco, ¿cuál es la experiencia?

“Es increíble, la verdad es que estoy con elenco de mucho talento y eso me enseña mucho como actriz siempre me dan tips de todo porque me hacen sorprender y creer como ha cambiado todo, Lety Calderón que es mi mamá  me cuenta muchas cosas y trato de fusionar el aprendizaje, Angelique Boyer es muy generosa y profesional  y aprendo mucho de ella, con Susana González es una catedra de la actuación y aprendo mucho de verla, de compartir una escena me fijo mucho en s expresión corporal es una clase de actuación verla en una escena”.

-¿Qué tan complicado es adaptarse a las grabaciones en tiempos de pandemia?

“La verdad es que lo más complicado ha sido el tema de que no nos podemos abrazar porque a veces uno pasa mucho tiempo en el set que a fuera  y se convierten en tu familia y se necesita ese contacto ese abrazo esa cercanía que ahorita no se puede al final las medidas no creo que afecten en nada son muy profesionales y precavidos en la producción”.

-De los personajes que has interpretado, ¿cuál es el más entrañable para ti y por qué?

“Híjole yo creo que majo Cantú, no puedo decir bien porque  me adelantaría en la historia pero tiene cambios emocionales muy fuertes y eso como actriz te pone en un estado a prueba sino que los seres humanos así somos,  no nos damos el tiempo de estar bien o de estar  mal o de estar bien y eso tiene ella que es un personaje muy real”.

-¿Majo Cantú es un parteaguas en tu carrera?

“Sí, por supuesto, no tengo duda alguna puesto que en lo que he grabado a nivel actoral he aprendido muchísimo  como si los años que tengo de carrera se me juntaran en unos meses y por lo tanto si es un parteaguas en mi carrera”.

-¿Cómo describes el momento personal que estás viviendo?

“Me siento muy agradecida,  me siento afortunada de que me  hayan dado la oportunidad de hacer este personaje hicieron un acto de fe, el hecho de darme un personaje tan complejo para mi es una fortuna y lo valoro mucho, me siento muy afortunada por haber sido yo, estoy segura que muchas actrices soñamos con un personaje como majo y el tener para mi es un sueño hecho realidad”.

Previous post MÍA, ERIK & LA MÚSICA CON ‘R’… DE RUBÍN
Next post ERIK HAYSER & SU VERSÁTIL VIDA DE FICCIÓN
Perfiles en Redes Sociales
Cerrar