Tantas historias como tradiciones y evidente belleza que salta  a la vista en cada uno de sus mágicos rincones, un inexplicable pero apasionado contraste entre lo cálido y los místico,  tan entrañable que pareciera tener alma. Así es Michoacán y es quizás que provenientes de Canadá, cada año entre setenta millones y un billón de mariposas monarca viajan convirtiendo el bosques michoacanos en su hogar.

De noviembre a marzo, la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca presume ser uno de los destinos turísticos  más populares a nivel internacional y miles de visitantes arriban a ‘El Rosario’ y ‘Sierra Chincua’ para admirar a los coloridos lepidópteros  y ser testigo de uno de los espectáculos naturales más sorprendentes que jamás hayan visto tus ojos, lo cual resulta una experiencia simplemente incomparable.

Son los arboles de oyamel encavados en el cerro ‘El Campanario’ el escenario perfecto para que cerca de un billón de mariposas posen sus majestuosas alas hibernando agrupadas sobre los troncos y las ramas coloreando de naranja y negro los confines de la reserva.

Por la época del año en que las mariposas hacen su arribo a las montañas michoacanas cuenta la leyenda que con ellas viajan  las almas de quienes ya no se están entre nosotros que regresan a encontrarse con sus seres queridos.

Visitar a la mariposa monarca en Michoacán es toda una aventura que, por cierto, sumamente complicado resulta describir porque definitivamente ¡hay que vivirla!.

_________________________________________________________________________________________

Redacción We Magzine Mx

Previous post EL PELO EN SU LUGAR
Next post TU GUÍA PARA ESTA SEMANA SANTA EN BIKINI

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles en Redes Sociales
Cerrar