Actriz de profesión, de sangre y de corazón… con el talento en las venas Marimar Vega se adueñó del mundo de la ficción llevando en la piel esa pasión por contar historias dejando huella en el mundo con lágrimas, risas y maldades.

– Marimar, regresaste fuerte a la televisión con ‘El juego de las llaves’ y está por estrenarse en cine ‘La boda de la abuela’ ¿qué me puedes platicar de estos dos muy interesantes proyectos?

“Me siento muy contenta con ‘El juego de las llaves’,   es un proyecto que tiene luz, la gente lo recibió muy bien, es un gran equipo y creo que todos estamos muy contentos y agradecidos con el público y de ‘La boda de la abuela’ siempre una segunda parte quiere decir que a la gente le  gustó, quiere ver más, muy contentos con esta película, creo que quedo padrísima”.

– ‘El juego de las llaves’ fue algo muy diferente a lo que habías hecho anteriormente, un tema actual y de cierta manera polémico ¿cuál fue el principal reto como actriz y con qué experiencia te quedas de Gaby?

“Principalmente el reto fue que éramos muchos personajes y son capítulos de media hora, era lograr poder contar una historia con tan poquito tiempo a cuadro y lograr construir que se creyera que el personaje Valentín y Gaby llevaban años  juntos, que el personaje de Oscar y Gaby hay una atracción y esta relación que se construye en la historia, el mayor reto fue eso que en escenas cortas lograr que se contara la historia”.

-De Ana en ‘La boda de la abuela’, ¿qué es lo que más disfrutaste y qué es lo que más te costó trabajo?

“De Ana siempre la disfruto mucho, trabajar entre amigos es delicioso, trabajar  con ‘los güeros’ es muy rico, es una producción que es como estar de vacaciones pero al mismo tiempo trabajando que es lo que nos gusta, Ana me cae re’ bien, es una grinch adorable y siempre que filmamos esta película todos lo disfrutamos mucho porque somos una gran familia”.

-Profesionalmente, ¿crees que México te abre las puertas del mundo o trabajar en el extranjero te impulsa en proyectos mexicanos?

“Hoy por hoy las plataformas te abren puertas en el extranjero, lo maravilloso de las plataformas es que hoy ya lo que hacemos en México, España, lo que hagas en Colombia, donde sea ya lo ve todo el mundo y eso es lo que te abre puertas”.

-¿Cómo describirías el momento profesional que vives?

“Yo creo que las carreras que cuestan trabajo son las más sólidas, siempre dije que en esta carrera hay que saber elegir lo que uno hace y me ha caído del cielo hacer proyectos y cosas diferentes”.

-¿Qué es lo que más disfrutas de trabajar y vivir en el extranjero?

“Lo que más disfruto de trabajar en el extranjero es que me gusta mucho viajar es una de mis pasiones y me encanta conocer gente nueva”.

-¿Con qué te quedas del cine, teatro y televisión?

“Con los tres, creo que como actriz soy afortunada de poder trabajar en las tres cosas porque se pueden hacer cosas de calidad  en los tres lenguajes y son muy diferentes”.

-¿Recuerdas qué sentiste la primera vez que te subiste a un escenario?

“Si,  fue en ‘Don Juan Tenorio’ en mi debut en el teatro de Tijuana, un teatro enorme, no sé cómo describir que es lo que se siente, antes  de entrar es demasiado miedo, es demasiada adrenalina, nervios… dices ‘¿que estoy haciendo?’ y ya que te paras ahí,  no sé cómo explicar sobre todo en el teatro pasa mucho eso como si se parara la realidad y entras en otra realidad, dejas de pensar en tus cosas”.  

-En tu carrera, ¿cuál es el mayor reto al que te has enfrentado como actriz?

“Mi mayor reto como actriz creo que es la profesión en general, es una carrera muy llena de cosas buenas pero es muy inconsistente y genera mucha incertidumbre, al ser humano no le gusta sentir incertidumbre, de repente tienes trabajo y a veces no, es muy incierto todo”.

-Si no fueras actriz ¿qué serías?

“Si no fuera actriz creo que sería psicóloga “.

-¿Qué es para ti la fama?

“Para mí es algo cotidiano y normal… no me deslumbra, creo más en el éxito”.

-¿Tienes alguna frase que apliques en tu vida?

“Vivir en el aquí y en el ahora”.   

-¿A qué le tienes miedo?

“A no tener salud no me da tanto miedo envejecer sino al no tener salud, estar sana”.

-¿Cómo es un día en tu vida cuando no estás trabajando?

“Un día normal mío sino trabajo hago ejercicio, medito,  saco a ‘la chata’, como con alguna amiga o amigo, veo a mi familia, a mis sobrinos … veo alguna serie, leo, me duermo temprano normalmente”.

Por: Ale Gamiño / We Magzine Fotos: Christopher Esqueda / Olga Lariss

Previous post SARA MALDONADO, MUCHO MÁS QUE UNA HEROÍNA
Next post MAGNO DESFILE DE LAS CATRINAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Perfiles en Redes Sociales
Cerrar