Conociendo mundialmente como ‘el mes rosa’, octubre tiene el desafío de crear conciencia a mujeres y hombres sobre el cáncer de mama y lograr promover la autoexploración y detección temprana de esta enfermedad para salvar vidas a tiempo.

Actualmente, en pleno siglo XXI aún existen tabúes, discriminación y una alta tasa de casos que no fueron detectados a tiempo por falta de información en la autoexploración para la detección del cáncer de mama. En nuestro país es la principal causa de muerte, se presentan aproximadamente quince  a diecisiete decesos al día, y un porcentaje mucho menos en hombres que también son afectados con este mal y la cifra sigue aumentando con el paso del tiempo.

Debido a lo anterior, es importante la promoción de la autoexploración entre hombres y mujeres, ya que una detección oportuna puede salvar la vida de quien lo padece. El Instituto Nacional de Cancerología informó que el 80% de los casos son prevenibles y el tratamiento adecuado.

Los factores de riesgo  para cáncer de mama se distinguen por:

  • Ambientales: Exposición a radiaciones en el desarrollo o crecimiento, tratamiento con radioterapia en tórax.
  • Biológico: Historia familiar de cáncer de mama, envejecimiento, vida menstrual de más de 40 años, por mencionar algunas.
  • Estilo de vida: Mala alimentación provocada por baja fibra y alta en carbohidratos, exceso de grasas, obesidad en la mayor parte de su vida,  consumo de alcohol y tabaquismo y sedentarismo.
  • Historia reproductiva: Sin historial de embarazo, terapia hormonal por alrededor de cinco años.

Considerando lo anterior compartimos la idea de que es de suma importancia buscar orientación profesional, estar bien informado y  tomar las acciones preventivas que ayuden a la detección temprana de esta enfermedad.

El cáncer de mama es una de las enfermedades que no se pueden prevenir pero se pueden curar mediante dos factores claves que son  la detección temprana y el control de los factores de riesgo, es un proceso sencillo que puede salvar tu vida.

Detección oportuna:

  • La autoexploración ayuda a detectar cambios anormales en las mamas, es recomendable practicarlo a partir de los 20 años.
  • La mastografía de tamizaje se recomienda en mujeres con apariencia sana o  bajo sospecha entre los  40 a 69 años y se debe de practicar cada dos años.
  • Examen clínico realizado por personal capacitado como médicos y enfermeras a  partir  de los 25 años.

Cerrar