El agave es el icono representatico de nuestra tierra mexicana,  de él se pueden obtener  diversas beebidas como el pulque, tequila y mezcal,  este último adquiere fuerza  y es considerado el más popular. Por su consistencia y sabor, sin lugar a dudas no puede faltar en tu mano para decir ¡salud!.

Se dice que la colocación del gusano en el mezcal data de los años cuarenta. La familia Méndez de Matatlán de Tlacolula, Oaxaca, colocaba  como distintivo personal un gusano de maguey para diferenciarlo del tequila, convirtiéndolo así en una ‘manera tradicional’ de tomar esta bebida.

El mezcal corresponde de una herencia ancestral, cultural,  histórica y tecnológica  que ha trascendido, hoy en día adquiere y es conocido a nivel mundial como parte del folklore mexicano. De acuerdo a la denominación de origen, en nuestro país solo ocho estados pueden producirlo, uno de ellos es Michoacán.

Categorías de Mezcal: Joven o  blanco: Es aquel que es embotellado después de su destilación  y no es sujeto a ningún tipo de reposo, maduración o añejamiento.

Reposado: Es guardado en recipientes de madera de dos a doce meses en un espacio con condiciones húmedas de temperatura.

Añejo: Es guardado en recipientes de madera por más de un año en ambiente y recipientes ideales para mejorar el sabor y color deseado.

___________________________________________________________________________________________________

Por: Diana Salazar Segundo / We Magzine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú
Cerrar